Imagen cohete flywheelmkt
El Embudo de Ventas ha venido siendo sin lugar a dudas, un modelo válido con un objetivo claro: Conseguir Clientes Compradores. Pero esta forma de hacer marketing básicamente termina cuando hemos conseguido un cliente comprador. Sin embargo el FlyWheel Marketing va mucho más allá, tomando al cliente como epicentro de todas las acciones siguientes.
Eso no significa que el embudo no siga siendo válido ni mucho menos, sigue siendo una forma fantástica para conseguir los clientes, pero como veremos a continuación, este nuevo modelo va un paso más allá.

El Marketing Digital evoluciona muy deprisa y, con la ayuda de las herramientas, va configurando nuevos modelos cada vez más efectivos.

FlyWheel Marketing es un término acuñado por HubSpot, empresa de Marketing Digital y tiene como objetivo aumentar las ventas de cualquier negocio más allá de la adquisición de clientes a través de las distintas herramientas creadas para esta función.
clientes y embudo ventas

Veamos las etapas disponibles en este modelo de marketing:

flywheel y diferentes etapas
El Embudo de Ventas sigue totalmente vigente:
  1. Captar Leads (Inbound Marketing, SEO/SEM, etc.)
  2. Aplicar las técnicas de Automatización de Marketing
  3. Convertir al Lead en Cliente (registrado)
  4. Convertir al Cliente en Comprador

Hasta aquí todo bien. Hay empresas que con buen criterio utilizan políticas de fidelización por aquello de que es mucho más fácil venderle a un cliente un segundo producto que hacer un cliente nuevo.

El problema es que aquí es donde la mayoría de las empresas terminan su labor de marketing.

La propuesta de flywheel marketing va varios pasos más allá que ahora analizaremos.

Imaginemos el funcionamiento simple de una rueda. Existen tres elementos esenciales que le afectan directamente en su rendimiento.
  1. LA VELOCIDAD 
    La velocidad aumenta al aplicar más y más fuerza en las áreas donde puede tener mayor impacto. En el modelo de embudo, toda la fuerza se aplica para atraer y finalmente hacer clientes. En el modelo flywheel aplica para deleitar a esos clientes y hacerlos mucho más fieles mediante la mejora de su experiencia.
  2. LA FRICCIÓN
    Es muy importante que todas las fuerzas que se usen vayan en la misma dirección evitando, en la medida de lo posible, la fricción que suponen posibles conflictos entre departamentos como ocurre frecuentemente entre los departamentos de ventas, marketing y soporte.
    Una vez más la automatización del marketing puede ayudar definitivamente a evitar la fricción y permitir girar la rueda a la máxima velocidad posible.
  3. EL PESO
    A medida que se aumenta la velocidad y se disminuye la fricción, los clientes estarán más satisfechos. Esto significa una rueda «más pesada» pero que produce mucha más energía cuando se hace girar. Llegados a este punto, la interacción permanente con los clientes y el servicio de atención y soporte se hacen mucho más necesarios.
rueda flywheel
rueda con engranajes

¿Te parece interesante aplicar estas técnicas a tu negocio?

¿HABLAMOS?