¿Quieres crear un video profesional y refinado que impresione a tu audiencia? Es más fácil de lo que piensas.

Lograr un aspecto profesional se trata más de la técnica que de tus herramientas, por lo que no necesitas gastar una fortuna en equipos costosos; es muy probable que puedas hacer excelentes videos con lo que tengas en este momento, simplemente prestando atención a algunos detalles clave.

Estos 12 consejos te ayudarán a mejorar la calidad de tus vídeos de inmediato.

1. Utiliza mucha luz

La iluminación marca una gran diferencia en la calidad de un video profesional terminado, así que conviértelo en una de tus principales prioridades durante la filmación. Si no usas suficiente luz colocada correctamente, el video probablemente se verá como hecho por un aficionado, incluso si es excelente en todos los demás aspectos.

El sol es una de las mejores fuentes de luz para video. Si estás filmando con luz natural, haz todo lo posible para obtener el metraje por la mañana o por la tarde, cuando la luz es más suave. La luz del mediodía que llega directamente desde arriba puede proyectar sombras intensas sobre los sujetos, mientras que la luz de la mañana y de la tarde es más favorecedora. Si tienes que filmar a la mitad del día, intenta hacerlo en un día nublado o busca un área sombreada para obtener una luz más suave.

Haz todo lo posible para obtener sus imágenes por la mañana o por la noche, cuando la luz es más suave.

Si estás filmando en interiores, deberás ser más intencional con los tipos de luces que usas y dónde las colocas. Una cosa que debes evitar es la iluminación del techo, que puede proyectar sombras poco favorecedoras en los rostros de los sujetos. Las ventanas son una buena fuente de luz natural. También puedes usar una lámpara grande o dos para proyectar el tipo de luz que desees.

Antes de configurar tus fuentes de luz, considera el efecto que quieres crear en tu video terminado. ¿Quieres que el rostro del sujeto esté completamente iluminado (luz “suave” o “plana”) o quieres algunas sombras (luz “dura”)?

Usar mucha sombra se ve dramático y puede distraer la atención en videos profesionales donde el drama no es el efecto deseado. Usar poca o ninguna sombra crea un ambiente más abierto y directo, que generalmente es mejor para videos comerciales y de marketing.

Si quieres utilizar una luz plana en tu video, equilibra dos fuentes de luz a cada lado de la cámara. Puedes colocarlos detrás de la cámara o justo frente a ella. Aquí hay un ejemplo de Wistia de cómo puede lograr esta configuración.

Si quieres que el sujeto tenga un poco más de sombra y profundidad, puedes usar el «triángulo de iluminación» para lograrlo.

2. Utiliza un fondo limpio

Nada parece menos profesional que un fondo desordenado o que distraiga.

Una forma sencilla de conseguir un aspecto profesional para tus vídeos es utilizar un fondo de color sólido. Una pared, una sábana o una hoja grande de papel de fondo son buenas opciones. Asegúrate de que el sujeto se encuentre a varios centímetros del fondo para evitar proyectar sombras sobre él.

También es una buena idea grabar un video en un entorno «profesional»: el lugar donde realmente trabajas o pasas el tiempo.

Ten cuidado de no filmar con una ventana u otra superficie reflectante en el fondo de la toma. Sin darte cuenta, podrías atrapar la cámara en el reflejo. Además de eso, tener una fuente de luz como una ventana detrás del sujeto puede hacer que el sujeto se vea aa contraluz (oscuro y en sombras).

3. Elige un buen programa de edición de video.

Un buen software de edición de video puede ayudarte a convertir tu filmación en bruto en algo grandioso. Existen algunas herramientas más simples como Wave.video, Camtasia o iMovie. Las opciones más profesionales son Final Cut Pro y Adobe Premiere Pro.

Estas son las características clave a las que debes prestar atención al elegir un editor de video:

  • La capacidad de agregar texto al video.
  • La capacidad de recortar.
  • Transiciones entre escena.
  • La capacidad de cambiar la relación de aspecto.
  • Agregar filtros y superposiciones.
  • Una biblioteca de videos y sonidos de archivo.

4. Mantén la edición simple

Probar diferentes efectos puede ser divertido durante el proceso de edición de video, pero no te vuelvas loco. Un estilo de edición simple y limpio generalmente parece más profesional.

Algunas cosas que debes asegurarte de hacer durante la etapa de edición incluyen:

  • Usar cancelación de ruido para limpiar cualquier ruido de fondo.
  • Ajusta un poco la iluminación si es necesario.
  • Eliminando pausas y silencios incómodos.
  • Añadiendo música de fondo y transiciones.

Otro consejo de edición: si saltas de una escena a otra en tu video profesional, dá el salto cuando haya movimiento en ambos segmentos. Esto es más suave y natural que saltar de una escena en la que no sucede nada a otra.

5. Prioriza el audio nítido y claro

La calidad del audio es más importante que la calidad de tu video profesional. La mayoría de la gente está dispuesta a ver un video que no está grabado en HD o que es incluso un poco granulado, siempre que todo lo demás sea bueno. Pero el audio borroso e indistinto suele ser suficiente para que cualquiera presione el botón «Atrás» a los pocos segundos de comenzar a reproducir un video.

Debido a que el audio es tan importante, un buen micrófono es el primer equipo en el que deberías invertir. Hazte con el mejor que puedas pagar. Entre 100€ a 200€, puedes conseguir un micrófono que funcione bien y dure mucho tiempo. También hay algunas opciones decentes por menos de 100€ si tienes un presupuesto ajustado. ¡Incluso un micrófono de solapa servirá!

Captura un audio nítido colocando el micrófono lo más cerca posible del sujeto. Es posible que necesites utilizar un filtro antipop para eliminar los pitidos y crujidos en la grabación. También debes estar muy atento a cualquier ruido de fondo que el micrófono pueda estar captando. Es fácil desconectarse de cosas como el tráfico, los pájaros e incluso el ruido del viento, pero todos estos sonidos serán muy obvios en la grabación.

6. Evita las imágenes inestables

Las imágenes inestables harán que cualquier video profesional se vea como una película casera (y puede hacer que los espectadores se sientan mareados, para empezar). Es difícil sostener una cámara completamente estable, así que trata de no sostenerla si puede evitarlo. En su lugar, usa un trípode o coloca la cámara en una superficie resistente.

Una vez que hayas configurado la cámara, intenta no moverla a menos que sea necesario. La panorámica constantemente resta valor al aspecto profesional de un video. En lugar de mover la cámara si tienes que cambiar de perspectiva, es mejor pasar de una toma a otra.

Si el metraje resulta inestable a pesar de tus mejores esfuerzos, el software de estabilización de vídeo puede ayudar a solucionarlo después. Algunas cámaras también tienen estabilización incorporada que puedes usar mientras grabas. Disminuir la velocidad de las imágenes también puede ayudar a que los temblores sean menos obvios.

7. Utiliza la regla de los tercios.

Es uno de los principios más básicos de la composición cinematográfica.

Imagina que hay una cuadrícula de 3 por 3 sobre el campo que estás filmando. En lugar de colocar al sujeto justo en el medio de la toma, debes colocarlo a lo largo de una de las líneas de la cuadrícula. Los puntos donde las líneas se cruzan son áreas de enfoque particularmente fuertes, así que ubica los elementos importantes del video allí, si puedes.

Visualización de una cuadrícula de 3 por 3 sobre una toma. Fuente

No es necesario que sigas la regla de los tercios todo el tiempo, pero mientras aún estás aprendiendo, es una buena idea seguirla con la mayor frecuencia posible. A medida que ganes experiencia, obtendrás un mejor instinto sobre cuándo seguir la regla y cuándo romperla.

8. Use tu teléfono de la manera correcta

¿No tienes cámara DSLR? No hay problema. Puedes usar tu teléfono para capturar secuencias de video profesionales; la calidad es buena para la mayoría de los propósitos. Pero hay algunas cosas que tienes que tener en cuenta si vas a usar tu teléfono para la creación de videos.

  • Usa la cámara en la parte posterior de tu teléfono. La calidad de la cámara frontal no es tan buena en la mayoría de los teléfonos.
  • Grabe en modo horizontal (es decir, horizontalmente en lugar de verticalmente). Esto te brindará imágenes que se ven bien en dispositivos más grandes, no solo en las pantallas de los teléfonos.
  • Si tu teléfono tiene una función que te permite superponer una cuadrícula en la pantalla, úsala. Esto te ayudará a mantener el teléfono nivelado y evitar imágenes inclinadas.

9. Trabaja tu presencia delante de tu cámara

Si apareces en tus videos profesionales, la forma en que te comportas ante la cámara tiene un impacto enorme en la apariencia profesional del contenido. Parecer nervioso, inquieto o incómodo ante la cámara distraerá del mensaje a los espectadores .

Afortunadamente, esto es algo que puedes mejorar con la práctica. Si no naciste con una gran presencia en la cámara, aquí hay algunas de las cosas principales en las que debe concentrarte cuando te filmas.

  • Usa un lenguaje corporal tranquilo y abierto. Mantente derecho: la mala postura es obvia en la cámara. Mantén los hombros hacia atrás y los músculos relajados. Respira profundamente. No cruces los brazos, ya que esto te hace parecer cerrado.
  • Sonríe, especialmente al comienzo de tu video. Tiene una gran diferencia en lo amigable que pareces.
  • Reduce la velocidad un poco cuando hables y haz un esfuerzo por pronunciar con claridad. Habla desde tu diafragma en lugar de hacerlo desde tu garganta.
  • Si te sientes nervioso, intenta usar accesorios para mantener las manos ocupadas. Escribir en una pizarra, por ejemplo, puede darte algo en lo que enfocarte además de la cámara.
  • Práctica, práctica y práctica. Mira imágenes de tí mismo e identifica las áreas en las que podrías mejorar. Luego, haz un esfuerzo consciente para trabajar en esas cosas.

10. Dispara desde una variedad de ángulos

Cortar de un ángulo a otro es una forma buena (y sencilla) de agregar interés visual a los videos profesionales. Esta es una técnica especialmente útil si está haciendo un video instructivo, una demostración de producto u otro tipo de video que te muestre haciendo algo en lugar de solo hablar.

Graba una gran cantidad de material de archivo B-roll para cada video para que tengas la opción de usarlo más tarde si lo deseas.

Consejo profesional: cuando cambies de perspectiva, cambia al menos 45 grados. Los cambios más pequeños en la perspectiva no crean realmente el efecto deseado, simplemente parecen discordantes para el espectador.

11. Planifica tus videos con anticipación

Una técnica deficiente no es lo único que puede hacer que un video parezca poco profesional. La falta de planificación también puede dejar a los espectadores decepcionados con el producto terminado. Al tomarte el tiempo para planificar tu video a fondo antes de comenzar la producción, debes asegurarte de que la calidad del contenido real sea tan buena como la calidad de tu metraje.

Cada vez que hagas un video, comienza por definir el propósito. Pregúntate qué quieres lograr o comunicar al hacer este video. Además, define tu público objetivo. ¿Cómo harás que el video se dirija a estos espectadores en particular? Una vez que hayas definido los objetivos del video, escribe un guión y crea un guión gráfico. Luego revísalo hasta que sea tan buenos como puedas hacerlos. No tengas miedo de reorganizar, reescribir y eliminar secciones que no funcionan. Los videos incoherentes aburren a los espectadores, así que mantén tus videos lo más breves y ajustados posible.

12. Promociona tus videos

Crear tus videos es solo la mitad de la tarea. La otra mitad es hacer que la gente los vea. Si quieres presentarte como un creador de videos serio y profesional, debes promocionar tus videos y hacer crecer tus seguidores.

CONSEJOS PROFESIONALES

Está bien no tener muchas visitas o interacción con la audiencia cuando comienzas. Todo el mundo tiene que empezar por algún lado, y algunos canales, naturalmente, tienen más atractivo masivo que otros, lo que les da una ventaja para captar nuevos espectadores. Pero a medida que creas y publica más videos, la audiencia debería crecer con el tiempo. Tener muchos videos, pero casi ninguna vista, puede hacer que tu canal parezca amateur para los espectadores que vienen.

Entonces, ¿cómo puedes promocionar tus videos de manera efectiva como principiante? Aquí hay algunas estrategias para empezar.

  • Pon tus videos en los formatos adecuados para las redes sociales. Si estás utilizando una buena herramienta, puedes cambiar fácilmente el tamaño del video para cualquier plataforma de redes sociales importante.
  • Sube tus videos a los canales que usa tu público objetivo. No gastes demasiada energía promocionando tus videos en plataformas que no son populares entre tu audiencia.
  • Aprende los conceptos básicos del SEO. Escribir buenas descripciones, usar palabras clave y etiquetar tus videos correctamente puede ayudarte a obtener más vistas.
  • Publica nuevos videos con regularidad. El contenido nuevo les dice a los espectadores que tu canal está activo y en crecimiento. Esto los hace más propensos a regresar.
  • Interactúa con tu audiencia tanto como sea posible. Responde a los comentarios, responde preguntas y agradece a los espectadores por tomarse el tiempo para ver tus videos.

Conclusión

Cuanto más profesionales parezcan tus videos, más se beneficiará tu marca de ellos. Y, si bien hacer videos de aspecto profesional requiere algo de práctica y conocimientos, no es magia o algo que debas estudiar durante años. Puedes aumentar la calidad de tu próximo video muchísimo simplemente aplicando las técnicas básicas que te hemos contado en este artículo.

Fuente: wave.video